La nutrición en el olivo

Determinación necesidades nutritivas del olivar

La predicción de la cantidad de nutrientes requerida por una plantación no es sencilla.

Actualmente el único método contrastable que conocemos para calcular las dosis de abonado consiste en la realización de análisis foliares en la primera quincena de julio y confrontar con los niveles críticos de nutrientes.

A partir de esos datos elegir un abonado que aporte exclusivamente los elementos con niveles por debajo del mínimo. Solo se estima conveniente, en principio, completar el abonado con aportaciones de Nitrogeno, aunque no aparezca con niveles deficientes, por la escasa presencia de este elemento en la mayoría de los suelos y su alta movilidad.

Las necesidades nutritivas son diferentes para cada olivar. El uso continuado del análisis foliar y la evaluación de la respuesta a los nutrientes aplicados, permite optimizar el abonado a nivel local a corto plazo, una vez conseguida la situación de equilibrio, es decir, cuando se haya logrado situar todos los elementos en su intervalo adecuado.

Niveles criticos de nutrientes en hojas de olivos recogidas en julio

Elemento Deficiente Adecuado Toxico
Nitrogeno, N(%) 1,4 1,5-2,0 -
Fosforo, P(%) 0,05 >0,08 -
Potasio, K(%) 0,4 >0,8 -
Calcio, Ca(%) 0,3 >1 -
Magnesio, Mg(%) 0,08 >0,1 -
Manganeso, Mn(ppm) - >20 -
Zinc, Zn(ppm) - >10 -
Cobre, Cu(ppm) - >4 -
Boro, B(ppm) 14 19-150 185
Sodio, Na(%) - - >0,2
Cloro, Cl(%) - - >0,5